Grafointeriorismo con Mario Vaquerizo, ¡la bomba!

 

Mente clara, rápida, esencial y sensual. Así es la personalidad de Mario Vaquerizo según hemos podido comprobar con el proceso de Grafointeriorismo que hemos hecho sobre su escritura. Un hombre polífacético, con capacidad para ponerse en la piel del otro. Con una personalidad vibrante, pero que también sabe primar razón sobre sentimiento cuando hace falta. No en vano ha llegado donde él se ha propuesto con esfuerzo, cabeza y dedicación. Sin duda, es un hombre con una personalidad interesante. Grafointeriorismo con Mario Vaquerizo, ¡la bomba!

 

 

Mario Vaquerizo tiene una menta clara y rápida.

Mario Vaquerizo tiene una menta clara y rápida.

Manager, escritor, cantante, editor y colaborador de televisión. Un hombre transgresor con una buena cabeza para los negocios. Por algo es un hombre inteligente como podemos ver en su letra. Lo primero que vemos es que su escritura es simplificada y bastante clara, dado que se entiende perfectamente todo lo que escribe. Además, en algunos casos emplea las mayúsculas, Por lo tanto, ya sabemos que es un hombre claro, con una mente clara y que le gusta actuar con claridad, además de apreciar mucho esa misma conducta en los demás. Podemos decir sin equivocarnos que Mario Vaquerizo es leal y honesto. También vemos que tiene una letra más bien grande. Es aquí donde vemos su espíritu extravagante y su ambición por hacer cosas a lo grande.

Fíjate ahora en el dibujo de sus óvalos:

 

Los óvalos de Mario Vaquerizo indican por dónde se abre su interior.

Los óvalos de Mario Vaquerizo indican por dónde se abre su interior.

Los óvalos de Mario Vaquerizo denotan su espontaneidad y sus deseos de libertad.

Los óvalos de Mario Vaquerizo denotan su espontaneidad y sus deseos de libertad.

 

Los óvalos de Mario Vaquerizo hablan de cierto escepticismo.

Los óvalos de Mario Vaquerizo hablan de cierto escepticismo.

Como ves, tienden a estrecharse y a cerrarse por arriba hacia la derecha. Aquí vemos la capacidad que tiene Mario Vaquerizo para mostrar su interior y permitir la entrada en lo más profundo de su ser. La medida es de 6/7 grados en decreciente. Estamos ante un hombre con necesidad de libertad, que obra con espontaneidad en la expresión de sus sentimientos y emociones. Tiene capacidad para exteriorizar su vida interior. Pero, ¡ojo! También es un hombre que se acuerda de las ofensas cuando provienen de alguien que no espera o considera que no tiene motivos para ofenderle. Aquí vemos que le cuesta volver a creer en las personas que le han fallado.

 

Mario Vaquerizo es un hombre sexualmente activo, vital y fantasioso.

Mario Vaquerizo es un hombre sexualmente activo, vital y fantasioso.

La ‘z’ minúscula de su escritura nos cuenta cómo es Mario Vaquerizo a nivel sexual. Cuando escribió estas letras, en 2016, se reflejaba que es un hombre con una buena líbido, vital y enérgico, con una gran imaginación y con gran capacidad para la entrega y para la sugestión propia y ajena. Le gusta gozar y acariciar todas aquellas zonas eróticas del cuerpo de su pareja. 

 

Mario Vaquerizo apoya firmemente lo que cree.

Mario Vaquerizo apoya firmemente lo que cree.

Mario Vaquerizo tiene muchos ‘rizos de la subjetividad’ en su escritura, lo que demuestra que es un hombre sensible. Apoya las ideas en las que cree y actúa en consecuencia. Ahora bien, cuando se enfada…¡se enfada! Salta, explota y dice lo que siente. Cuando está muy enfadado puede caer en la histeria. también le gusta ser ostentoso. Es narcisista y un poco exagerado para todo.

 

Mario Vaquerizo tiene instinto de protección.

Mario Vaquerizo tiene instinto de protección.

En su letra mayúscula ‘M’ de Mario y en la ‘V’ de Vaquerizo, vemos que le gusta proteger a las personas que quiere. Tiene el ‘rizo de la subjetividad’ de la protección. Defiende a capa y espada a sus seres queridos y hace lo posible porque se sientan bien y seguros. También vemos que es un hombre que le da importancia a las cosas materiales. Le gusta vivir bien y ganar dinero. Y es buen negociador. Él lo sabe y lo potencia.

¡Vamos a ver su firma!

 

En los gestos de su firma y su rúbrica y en sus dibujos, vemos que Mario Vaquerizo combina razón con sentimiento.

En los gestos de su firma y su rúbrica y en sus dibujos, vemos que Mario Vaquerizo combina razón con sentimiento.

Ya hemos visto que es un hombre sensible, que se muestra de una manera llana hacia los demás y que se abre al mundo hasta que alguien le falla sin aparente motivo. En su firma vemos que mantiene los rasgos de narcisismo y su afán de protagonismo, al tiempo que es cercano, cordial y amable. Vemos incluso, que esa cordialidad la refleja en símbolos- como el corazón que ha dibujado en esta dedicatoria. Le gusta manifestar sus sentimientos y que la persona a hacia la que se dirige sepa de su afecto.

Su rúbrica demuestra que Mario Vaquerizo tiene una inteligencia viva y rápida, que actúa y decide con prontitud. Es un hombre de acción. Por eso le gusta dedicarse al mundo de los negocios. Aquí también vemos que tiene genio vivo y que tiene explosiones de genio.

En definitiva, vemos que la letra de Mario indica que es un hombre inteligente, rápido, fogoso, que combina razón y sentimiento. En principio, es un hombre que confía en los demás y se abre al mundo… pero recuerda las ofensas. No con deseos de venganza, sino para no caer otra vez en el mismo error.

Aquí tienes el vídeo con todo el análisis.

 

Call Now Button
×